Buscar
  • Pedro F.

Amancio Ortega, fundador de ZARA, empresa que lo posicionó como uno de los hombres más ricos del mun


Amancio Ortega, el hijo de una servidora del hogar y un ferroviario que superó las condiciones adversas en las que nació. De niño, escuchó como su madre fue humillada por ser pobre y no contar con el dinero para poder comprar la comida del día y esto lo marcó. Como resultado, el mundo fue testigo de la creación de una de las empresas españolas más importantes con presencia a nivel mundial. Hoy es el hombre más rico de Europa y se ha convertido en un magnate de la moda. Se inició como mensajero en una empresa textil de La Coruña que quebró en 2014 mientras que sus propias marcas son ahora famosas a nivel mundial y que hasta en 3 ocasiones lo posicionaron como el hombre más rico del mundo.

Amancio Ortega Gaona, nació el 18 de marzo de 1936 en Busdongo de Arbás, León, España. Nació en plena Guerra Civil Español y creció en el seno una familia muy humilde. Era el menor de cuatro hermanos, su padre trabajaba en la estación de tren local y su madre era trabajadora del hogar. El ingreso familiar era limitado lo que complicaba la posibilidad de que Ortega recibiera educación formal.

El biógrafo de Ortega, Covadonga O’shea, cuenta un pasaje de la infancia de Ortega: “Un día en una tienda de abastos, a su madre le negaron el crédito para poder llevar a casa la comida para la cena de aquella noche.” Fue en este horrible momento donde el joven Amancio se dio cuenta de la situación dramática de la pobreza familiar y juró que eso nunca volvería a suceder a su madre ni a ningún otro miembro de su familia. Eventualmente, mantuvo su palabra hasta la actualidad y probablemente su descendencia no vivirá en carne propia la pobreza en muchas generaciones.

Según palabras de O’shea: “La consecuencia de esa bofetada emocional que sufrió cuando todavía era un niño, ha sido la creación de una de las empresas españolas más importantes... con presencia mundial".


En 1950 a los 14 años de edad, Ortega abandonó la escuela para poder trabajar y apoyar con la economía de la familia. Su padre fue trasladado y se mudaron a La Coruña, Galicia, España. La Coruña es conocida como el centro de la industria textil ibérica y en este lugar fue donde comenzó su notable carrera. Inició como repartidor para una empresa fabricante de camisas para la gente adinerada, luego se desempeñó como pañero y sastre ayudante. La empresa en mención era Gala, una camisería exclusiva ubicada en la calle Notariado, esquina con Federico Tapia y la Plaza Galicia.

Aquí fue donde Ortega aprendió a hacer ropa con sus propias manos pero no tardó mucho en notar como los costos se acumulaban a medida que las prendas pasaban de los diseñadores a las fábricas y luego a las tiendas. Para 1960 ya era gerente de tienda y notó que solo unos pocos residentes adinerados podían darse el lujo de comprar ropa cara. Fue a partir de aquí donde Ortega comenzó a producir artículos similares a precios más bajos, comprando tela más barata en Barcelona y cortando piezas a mano con patrones de cartón.


Se dio cuenta que para ganar dinero, uno debía dar a los clientes lo que quieren. Las condiciones se mostraron a su favor ya que durante la década de los 50’s y 60’s Galicia era un lugar perfecto para su plan de negocios debido a las deficientes oportunidades de trabajo y la numerosa cantidad de mujeres solteras desocupadas que podían coser muy bien. Ortega comenzó a organizar a estas mujeres en cooperativas de costura y luego vendió sus prendas a las tiendas locales. Con sus primeras ganancias comenzó su primera fábrica en 1963 a la edad de 27 años.

Después de haber ganado diez años de experiencia en la gestión de las cooperativas de costura y en la industria textil, Amancio Ortega Gaona fundó su primera empresa, Confecciones GOA, S.A. (que son sus iniciales si se lee de derecha a izquierda). Eventualmente esta empresa tuvo su fin, pero en 1975 cuando Amancio Ortega tenía 40 años abrió su primera tienda Zara en el centro de La Coruña y relativamente cerca de la tienda donde se inició desde pequeño, Gala.

Originalmente la tienda iba a llamarse Zorba por el personaje interpretado por el actor Anthony Quinn en la película Zorba The Greek. Sin embargo, la razón del impedimento fue la queja de un propietario de un bar cercano llamado Zorba. Amancio, al no poder obtener el permiso para usar ese nombre jugó con las letras hasta llegar a “Zara” que sonaba femenino y exótico (por cierto, el nombre debía pronunciarse en español: “Thara”).

Zara pronto ganó reputación por vender ropa de diseñador de calidad a precios razonables. Ya para 1985 fundó Industria de Diseño Textil SA (Inditex) que eventualmente albergaría la cartera minorista de Ortega con marcas como: Pull & Bear y Massimo Dutti (1991), Stradivarius (1994), Bershka (1998), Oysho (2000), Uterqüe (2008).

En 1988 Ortega abrió la primera tienda de Zara en Portugal, en 1989 abrió en EE. UU. y lo hizo en Londres en 1998. La expansión internacional de Zara se produjo junto con el desarrollo de la cartera minorista de Inditex. En 2000, las marcas de Inditex se distribuían en más de 30 mercados internacionales. Mientras que Gala, la tienda donde empezó el pequeño Ortega, cerró en 2014. El hijo del propietario contó que los turistas llegaban a la tienda no necesariamente a comprar, sino, simplemente para preguntar por Amancio y sobre sus inicios como empleado.

El modelo de Inditex llegó a ser estudiado en muchas escuelas de negocios. John Thorbeck, de la consultora Supply Chainge, comentó en Newsweek: "Zara ha demostrado que la velocidad y la flexibilidad son más importantes que el precio puro". El éxito de Inditex se basa en el modelo de moda rápida, llevando la ropa de la etapa de diseño a la tienda en cuestión de semanas. Observadores de Inditex elaboran un ranking de los diseños en desfiles de moda y copian las ideas más prometedoras.

Desde la fabricación y la distribución, la compañía puede llevar ropa nueva a las tiendas en cuestión de semanas, hasta 12 veces más rápido que la competencia. Inditex envía menos piezas en mayor variedad y con mayor frecuencia, evitando los altos costos de inventario y las frecuentes ventas por liquidación comunes entre la mayoría de los minoristas de moda. Todo el sistema fue computarizado, lo que ayudó a Ortega a determinar cuándo reponer o dejar caer un diseño; la compañía producía solo lo necesario para vender en sus tiendas.

Asimismo, Zara ha sido elogiada en reiteradas ocasiones por sus cadenas de suministro interconectadas. The Economist llamó a Zara “quizás el ejemplo más famoso de agilidad de la cadena de suministro”.

El magnate de la moda de 82 años es un hombre increíblemente privado, rara vez se lo ve en público y ha dado solo un puñado de entrevistas a lo largo de su carrera. En 2012, Bloomberg notó que solamente hasta esa fecha había concedido tres entrevistas.

El propietario del imperio textil vive una vida bastante modesta, almuerza en la cafetería de la empresa, compartiendo mesas con algunos de los expertos en telas y compradores para discutir asuntos de negocios. Se dice que rara vez toma vacaciones, tal vez las condiciones de vida en su infancia sin privilegios y sin obtener un título o MBA, aparentemente han hecho de Amancio un hombre con un espíritu emprendedor, profundamente involucrado en su rutina de negocios, mientras mantiene un perfil bajo.

Sin condiciones favorables, decidió luchar hasta la cima confiando en la innovación pura. Encontró un gran equilibrio entre calidad y precio, acortó la vida útil de su producto acelerando el proceso de diseño, seleccionó ubicaciones estratégicas para sus tiendas y extendió sus horas de funcionamiento.


En Agosto de 2017, Ortega venció a Bill Gates como el hombre más rico del mundo. En ese entonces, Ortega logró sacar una ventaja de $200 millones sobre el cofundador de Microsoft debido en gran parte por una semana buena en las acciones de Inditex, la compañía matriz de Zara. Según Forbes, Ortega ha tomado el puesto de la persona más rica del mundo en otras 3 ocasiones pero solo ha mantenido ese puesto por 24 horas debido a las fluctuaciones se las acciones de su compañía y la de sus rivales más cercanos en el ranking Forbes. Amancio Ortega es el número 6 de la lista Forbes con un patrimonio de $70 mil millones. La cartera de negocios de Amancio Ortega, incluye otras cosas además de la moda, también posee algunas inversiones adicionales, en el sector gasífero, financiero, turístico e inmobiliario.

#AmancioOrtega #fundadordeZARA #Empresa #Hombremásrico

0 vistas

CONTÁCTENOS:

Calle Cantuarias N° 160 Oficina 901, Miraflores, Lima

(01) 640 1600 / (01) 490 2299 

support@newcapital-sec.com

  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de YouTube
  • Blanco Icono LinkedIn
  • Blanco Icono de Instagram
  • Twitter Icono blanco

Secured By SSL

Copyright 2019, Todos los derechos reservados, NewCapital Securities