Buscar
  • Pedro F.

Ray Dalio, uno de los mejores gestores de patrimonio del mundo en la actualidad


Dalio creció en un vecindario de clase media en Long Island y comenzó a hacer sus primeras apuestas en el mercado bursátil a los 12 años recibiendo consejos de millonarios miembros de un club de golf para los cuales él era un caddie. Poco después de haber culminado sus estudios universitarios, perdió su segundo trabajo en Wall Street después de emborracharse y golpear a su jefe. Salió de la empresa y fundó su propia compañía, Bridgewater Associates, con tan solo 26 años de edad. Su fondo de cobertura se convirtió en el más grande del mundo en el 2005 y durante la crisis financiera del 2008 era el único fondo de cobertura que generaba ganancias, un 9.5% exactamente. Fue así que se ganó un lugar en la industria financiera y sus clientes son exclusivamente inversionistas institucionales, fondos de pensiones, bancos centrales y hasta gobiernos extranjeros. Dalio también es un filántropo y ha otorgado más de $768.9 millones de dólares a diversas causas. De hecho Ray Dalio ha firmado "The Giving Pledge", donde se compromete a entregar la mayor parte de su riqueza a la caridad. Esta promesa también ha sido firmada por Warren Buffet y Bill Gates.

Raymond “Ray” Dalio nació en Jackson Heights, Queens, New York, en 1949. Hijo único, su madre era ama de casa y su padre era un músico de jazz que tocaba el clarinete y el saxofón en clubes nocturnos de Manhattan. Cuando Ray tenía ocho años, la familia se mudó a la comunidad suburbana de Manhasset, en Long Island. A Ray Dalio no le gustaba la rutina de la escuela, no era un alumno sobresaliente, tenía mala memoria y no le gustaba estudiar; pero siempre se las buscó para estar generando ingresos. Trabajó repartiendo diarios, cortó el césped de sus vecinos y quitó la nieve de sus veredas. A los 12 años trabajó como caddie en el Links Golf Club, un campo exclusivo donde sus clientes incluían al Duque de Windsor (anteriormente el rey Eduardo VIII de Inglaterra) y al ex vicepresidente (hasta la fecha y que pronto sería presidente) Richard Nixon.

Dalio comenzó a invertir después de escuchar recomendaciones sobre algunas acciones mientras trabajaba en el campo de golf. Con $300.00 dólares que había ahorrado de las ganancias como caddie, compró acciones de Northeast Airlines a $5.00 dólares cada acción, era la única compañía importante de ese entonces y de las cuales podía pagar el precio. Después de una fusión de dicha compañía, el joven de 12 años pudo triplicar su inversión. A partir de ese momento quedó enamorado de la bolsa de valores. Empezó a leer los informes anuales de las principales compañías y compartía opiniones con personas de mayor experiencia. A prueba y error aprendió los principios que ha seguido aplicando en su carrera de inversión. Se convenció que incluso una investigación cuidadosa no te asegura que tu inversión sea exitosa, y que los errores pueden ser costosos. También aprendió que la única manera de ganarle al mercado es tener razón cuando otros están equivocados. Para cuando se graduó de la escuela secundaria, había reunido una cartera de acciones por valor de varios miles de dólares, una cantidad significativa para un adolescente a finales de los años 60’s.

Dalio tiene una licenciatura de la Universidad de Long Island y un MBA de Harvard. No obstante Ray Dalio tuvo algunas dificultades para encontrar una universidad. Finalmente se inscribió en CW Post College, un campus de la Universidad de Long Island, cerca de Brookeville. Aunque continuó comprando y vendiendo acciones en la universidad, Dalio también se interesó en los futuros de productos básicos. Los bajos requisitos de margen lo atrajeron a este sector donde vio la oportunidad de obtener una ganancia considerable con una inversión mínima. Dalio y algunos amigos de Harvard crearon una pequeña empresa a la que llamaron Bridgewater Associates para comerciar con productos básicos. La empresa no resultó como esperaban y los socios se separaron pero Dalio conservó el nombre para un uso posterior.

Entonces, después de completar su educación, Ray Dalio comenzó a trabajar en la Bolsa de Nueva York y comenzó a negociar futuros de materias primas. Era visto como una criatura rara, un MBA de Harvard con experiencia en el trading de productos básicos. Luego pasó a trabajar como Director de Productos Básicos en Dominick & Dominick LLC. En el piso de la Bolsa de Nueva York presenció de primera mano los efectos de una crisis financiera internacional y las consecuencias de la decisión del presidente Nixon de romper la relación entre el dólar y el valor del oro (el patrón oro). Esto marcó el final del acuerdo de Bretton-Woods, según el cual se fijaron los tipos de cambio de las principales monedas del mundo, y el precio del oro se fijó en 35 dólares la onza. El día después del anuncio del presidente, los precios de las acciones subieron un 33%. Estaba a punto de comenzar un período de inflación sostenida y los precios de muchos productos básicos, entre ellos el oro, aumentarán drásticamente en las próximas décadas. Luego, en el año 1974, se convirtió en corredor y comerciante de futuros en Shearson Hayden Stone sin embargo, perdió el trabajo después de emborracharse y golpear a su jefe durante la víspera de Año Nuevo en 1974.

A pesar de este altercado, varios de sus clientes comerciales conservaron su fe en él, y él dejó a Shearson para negociar de forma independiente por sus clientes restantes. Operando desde su propio departamento, en 1975, a los 26 años, relanzó Bridgewater Associates como una pequeña empresa comercial y hoy en día, es uno de los fondos de cobertura más grandes del mundo.

Al principio, Bridgewater Associates asesoró a algunos clientes corporativos sobre los riesgos de cambio de divisas y tasas de interés, pero como estos clientes se beneficiaron de sus consejos, sus opiniones fueron buscadas por una audiencia más amplia de inversionistas. McDonald's y uno de sus principales proveedores se registraron como clientes, y Bridgewater comenzó a crecer dramáticamente.

En 1985, Bridgewater firmó el fondo de jubilación de los empleados del Banco Mundial como uno de sus clientes y a medida que la lista de clientes de Bridgewater creció, también lo hizo el alcance de sus inversiones. Dalio emplea un enfoque de inversión llamado "macro global", que invierte a gran escala en todo el mundo sobre la base de amplios factores sistémicos. Dalio hizo un estudio cuidadoso de la historia del mercado, encontrando ejemplos previos de fenómenos que sus competidores creían que no tenían precedentes.

La firma abrió una oficina en Westport, Connecticut, en 1981. En 1991, Bridgewater abrió un fondo de cobertura conocido como Pure Alpha. El nombre se refiere al diferencial entre el rendimiento promedio general de un mercado determinado, denominado "beta", y aquellos que exceden el rendimiento del mercado, denominado "alfa". En el 2005 se convirtió en el mayor fondo de cobertura del mundo.

Dalio previó que el auge de las hipotecas hipotecarias en los EE. UU. finalizaría en 2007 y se reunió con el secretario del Tesoro en Washington para advertirle que los grandes bancos que estaban profundamente invertidos en valores respaldados por hipotecas corrían peligro. En la primavera de 2008, Bridgewater se retiró de varios bancos grandes, incluidos Lehman Brothers y Bear Stearns. Una semana después, Bear Stearns cayó y el pánico se apoderó de los mercados financieros internacionales. En ese mismo año Dalio publicó un ensayo titulado "Cómo funciona la máquina económica; una plantilla para comprender lo que está sucediendo ahora", que explicó su modelo para la crisis económica.

En la crisis que siguió, la mayoría de los fondos de inversión registraron pérdidas masivas, mientras que el fondo Pure Alpha de Bridgewater registró ganancias del 9.5%. En 2010 el fondo Pure Alpha aumentó a $15 mil millones de dólares, más que las ganancias combinadas de Google, Amazon, Yahoo y eBay combinados hasta ese entonces. Para octubre de 2017 contaba con $160 mil millones de dólares en activos bajo administración. Pure Alpha se ha convertido en el fondo insignia de Bridgewater, con un rendimiento anual promedio del 18%.

En 2010, Ray Dalio vendió aproximadamente el 20% de la compañía a los empleados de Bridgewater.

En 2011, Bridgewater reportó rendimientos de aproximadamente el 23%, mientras que el fondo de cobertura promedio perdió un -4.00% o más. Se estimó que Ray Dalio ganó $3.9 mil millones ese año, colocando su patrimonio neto en $11 mil millones. En julio de 2011, Ray Dalio renunció oficialmente a su título como CEO de Bridgewater Associates y asumió el título de "Mentor". En 2011 también publicó por sí mismo un volumen de 123 páginas llamado "Principios", que describía su lógica y filosofía personal para las inversiones y la gestión corporativa basada en una vida de observación, análisis y aplicación práctica a través de su fondo de cobertura.

Para el 2013, Bridgewater Associates había crecido a 1,400 empleados, administrando aproximadamente $150 mil millones. Si bien la mayoría de los fondos de cobertura atienden a individuos de alto patrimonio neto, así como a clientes institucionales, la base de clientes de Bridgewater está compuesta casi exclusivamente por inversionistas institucionales, incluidos gobiernos extranjeros, bancos centrales, fondos de pensiones, fondos universitarios y fundaciones caritativas.

Tanto en 2012 como en 2013 varios de los formuladores de políticas monetarias de todo el mundo, incluidos presidentes de los bancos centrales y jefes de estado, se suscribieron al boletín informativo de Bridgewater.

A partir de 2018 ya tenía acumulado una fortuna personal de $17.7 mil millones. Junto con Bill Gates y Warren Buffet, Ray Dalio ha firmado "The Giving Pledge", comprometiéndose a entregar la mitad de su riqueza neta a la caridad durante el transcurso de su vida. Adicionalmente ha creado la Fundación Ray Dalio para canalizar sus contribuciones filantrópicas.

Dalio ofrece una serie de propuestas para cambios en la inversión pública, impuestos y política monetaria. Al mismo tiempo, Dalio está ofreciendo al Estado de Connecticut una suma de $100 millones para mejorar la educación pública y las oportunidades de empleo para los jóvenes de escasos recursos. Es el mayor regalo de caridad en la historia del estado. La Fundación Dalio también ha contribuido al National Philanthropic Trust, para apoyar proyectos de erradicación de la poliomielitis, así como al Hospital Presbiteriano de Nueva York. La Fundación también ha apoyado el Fondo para Maestros, una iniciativa que apoya becas de aprendizaje profesional para maestros. La Fundación Dalio fue parte de un grupo de fundaciones que apoyan el lanzamiento en 2018 del Proyecto Audaz de TED, una iniciativa para financiar a emprendedores sociales que trabajan para resolver problemas globales. Actualmente su fortuna según Forbes es de $18.4 Mil millones de dólares.


156 vistas

CONTÁCTENOS:

Calle Cantuarias N° 160 Oficina 901, Miraflores, Lima

(01) 640 1600 / (01) 490 2299 

support@newcapital-sec.com

  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de YouTube
  • Blanco Icono LinkedIn
  • Blanco Icono de Instagram
  • Twitter Icono blanco

Secured By SSL

Copyright 2019, Todos los derechos reservados, NewCapital Securities