Buscar
  • Pedro F.

Hank Paulson, quien se autodefine como el hombre que salvó a Wall Street durante la crisis financier


Introducción: Paulson, también conocido como “El hombre que dejó quebrar a Lehman Brothers”. Desempeñó un papel histórico en un momento histórico en plena crisis subprime. Logró obtener un control casi total de la política económica del país más poderoso del mundo en medio de un colapso financiero épico. El Congreso de los Estados Unidos le otorgó billones de dólares para reparar el sistema financiero. Junto con el presidente de la Fed de aquel entonces, Ben Bernanke y el presidente del Banco de la Reserva Federal de New York, lideró una intervención económica del gobierno jamás vista en Estados Unidos.

Henry Merritt Paulson Jr. o simplemente, Hank Paulson, nació el 28 de marzo de 1946 en Palm Beach, Florida, Estados Unidos. Hijo de Henry Merritt Paulson y Marianna Paulson. Egresó de la Dartmouth College en 1968. Posteriormente asistió a la Harvard Business School en donde obtuvo un MBA en 1970. Trabajó en el Departamento de Defensa, luego pasó a las filas de Goldman Sachs en 1974 en donde llegó a ser CEO entre 1999 y 2006. Después fue nombrado Secretario del Departamento del Tesoro de Estados Unidos en el 2006 durante el gobierno de George W. Bush. Fue una pieza clave en el programa de rescate financiero que orquestó el gobierno de los Estados Unidos durante la crisis subprime del 2008.

Paulson alguna vez comentó en una entrevista realizada a Fortune en el 2004: “Quería ser un guardabosques hasta el momento en que fui a la universidad”. Paulson estudió literatura inglesa en Dartmouth College, ganó una insignia Phi Beta Kappa (un reconocimiento a la excelencia en las humanidades y las ciencias). Después de graduarse de la Escuela de Negocios de Harvard se sintió atraído por una carrera política, esto lo empujó a hacer una carrera en el Departamento de Defensa en donde se desempeñó como asistente del subsecretario de defensa del Pentágono entre 1970 y 1972 y más tarde tuvo un trabajo como asistente de la Casa Blanca durante el gobierno de Nixon de 1972 a 1973. Sin embargo, no pudo escapar de Wall Street y en 1974 aceptó un trabajo como banquero de inversiones en la oficina de Goldman Sachs de Chicago.

Paulson no pudo evitar el atractivo de la ciudad de Nueva York. Se mudó allí en 1988 convirtiéndose en Co-Director de Banca de Inversión. En 1994 fue nombrado el ejecutivo número dos en la firma y en 1998 fue nombrado Co-CEO, compartiendo el título durante siete meses con Jon Corzine. Finalmente, Corzine abandonó la firma y Paulson emergió a la cima. Mientras que algunos aseguraron que Paulson "expulsó" a Corzine, la verdad es que la edad promedio de jubilación en Goldman Sachs era de 50 años y Corzine ya tenía 52 años.

Al frente de Goldman Sachs adoptó una estrategia para convertir a la firma en un líder de banca de inversión y fue a la caza de grandes corporaciones, gobiernos e individuos con alto patrimonio. Con ingresos de $23.6 mil millones en 2003, Goldman Sachs fue un importante jugador de la banca de inversión global, valores y gestión de inversiones. La compañía ha disfrutado durante mucho tiempo de una posición como líder mundial también en fusiones, adquisiciones y ofertas públicas iniciales.

Paulson también decidió distribuir las utilidades financieras de manera más amplia. Exigió a los socios que entregaran $5 mil millones de dólares para que se distribuyan entre los 13,000 empleados de la empresa. La idea era retener a los mejores empleados durante un período tumultuoso y promulgar un sentido de lealtad en toda la organización.

Durante su periodo, Goldman Sachs (GS) se hizo pública saliendo a bolsa. Fue un paso necesario para recaudar el dinero requerido para poder competir. Después que la compañía se hizo pública, Paulson gastó más de $7 mil millones para expandir el negocio. Era la primera vez en su historia que la compañía había realizado importantes adquisiciones. Paulson también gastó generosamente para aumentar el número de ejecutivos con talento; entre 1999 y 2001, el personal creció a 25,000.

En 2002, Wall Street fue criticado por una serie de prácticas comerciales supuestamente no éticas. A diferencia de sus colegas, quienes afirmaron que la industria estaba sufriendo la caída de unos pocos jugadores sin escrúpulos, Paulson pidió reformas en la industria financiera para protegerse contra futuras transgresiones.

En su vida privada, Paulson dedicó mucho tiempo a la conservación del medio ambiente. En 2004, se desempeñó como vicepresidente de la junta de gobernadores de Nature Conservancy, la organización ambiental sin fines de lucro más grande del mundo. El grupo estableció asociaciones con empresas para alentarlas y ayudarlas a tomar decisiones que no perjudicarían el medio ambiente. La pasión de Paulson por lo que él llamó el "último problema global" dio como fruto una recaudación de fondos a principios de 2004 logrando recaudar $7 millones para proyectos ecológicos.

En mayo de 2006 Paulson fue nominado por el Presidente George W. Bush para ser el 74° Secretario del Tesoro el 19 de junio de 2006 y su nominación fue confirmada por unanimidad por el Senado el 28 de junio, finalmente hizo la juramentación del cargo el 10 de julio de ese año.

El presidente George W. Bush contrató a Paulson por sus fuertes conexiones con Wall Street y China. Durante su mandato como CEO de Goldman Sachs, realizó más de 70 viajes de negocios relacionados con China. Era un firme defensor de la responsabilidad corporativa y el gasto disciplinado. Por esas razones, se convirtió en el hombre clave para los esfuerzos tanto para reducir el déficit presupuestario como para aumentar la competitividad económica de los Estados Unidos.

Paulson tenía la tarea de llevar a cabo varios de los objetivos económicos de Bush:

  • Cortar el déficit presupuestario a la mitad para 2009.

  • Abordar las obligaciones no financiadas a largo plazo de la Seguridad Social y Medicare.

  • Reducir la regulación de la inversión de capital extranjero.

  • Mantener los impuestos bajos y recogerlos de una manera más simple y justa.

  • Diálogo económico estratégico entre Estados Unidos y China. Bush también contrató a Paulson para trabajar con China para aumentar el valor de su moneda. Al mismo tiempo, quería que China abriera sus mercados financieros a los inversores estadounidenses.

Paulson lanzó de inmediato el Diálogo Económico Estratégico EE. UU. - China, en el que funcionarios de alto rango de EE. UU. y China acordaron reunirse dos veces al año para promover la cooperación económica entre los dos países. Como resultado, China comenzó a abrir sus sectores financieros y de servicios a los inversionistas estadounidenses, redujo sus subsidios a sus exportadores y permitió que su moneda aumentara. El sucesor de Paulson continuó el diálogo durante la administración de Obama

Crisis financiera de 2008

En 2008, Paulson se convirtió en el líder designado para detener la crisis crediticia resultante de pérdidas generalizadas en préstamos hipotecarios defectuosos o subprime realizados por instituciones financieras.

Rápidamente llevó a cabo esfuerzos para evitar una grave desaceleración económica, impulsando la toma del control federal de las agencias gubernamentales de préstamos hipotecarios con problemas como Fannie Mae y Freddie Mac. Trabajó con el presidente de la Reserva Federal de aquel entonces, Ben Bernanke, y crearon una línea de crédito que permitiera a la compañía de seguros American International Group, Inc. (AIG) evitar la bancarrota. Además, Paulson cooperó con Bush, Bernanke y otros para redactar el La Ley de Estabilización Económica de Emergencia de 2008 (EESA), un rescate del sistema financiero de EE. UU. Bush firmó la ley EESA en octubre de 2008. Paulson también participó activamente en la creación de la Alianza HOPE NOW, un esfuerzo cooperativo entre asesores financieros, prestamistas, inversionistas y el gobierno de los EE. UU. para ayudar a los propietarios de viviendas en dificultades durante la crisis.

En febrero durante la crisis financiera de 2008 ayudó a lanzar el Plan de Estímulo Económico de Bush. El Departamento del Tesoro envió $98 mil millones de dólares en cheques de reembolso de impuestos para estimular el gasto y el crecimiento.

El 23 de julio, impulsó la tutela de Fannie Mae y Freddie Mac, estas fueron las dos agencias que garantizaron más de la mitad de los $12 trillones de dólares de las hipotecas de la nación. Los temores de Wall Street de que estos préstamos podrían incumplir causaron que las acciones de Fannie y Freddie cayeran. Esto solo empeoró su situación.

Paulson aseguró que el sistema bancario era sólido, aunque otros bancos podrían fallar como IndyMac. Más tarde esa semana, el Congreso otorgó al Departamento del Tesoro la autoridad para garantizar hasta $25 mil millones de dólares en préstamos otorgados por Fannie Mae y Freddie Mac. También permitió que se usaran $300 mil millones en garantías de préstamos, $15 mil millones en recortes de impuestos a la vivienda y $3,9 mil millones en subsidios de vivienda.

El 15 de septiembre, Paulson anunció que no había ningún acuerdo para salvar al asediado banco de inversión Lehman Brothers. Paulson había celebrado una negociación de fin de semana con potenciales compradores Barclay's y Bank of America. Pero se negó a garantizar los $60 mil millones de Lehman en activos hipotecarios inciertos. (Fue el final de la firma de inversión más importante de Estados Unidos). En este punto de historia quedó para la posteridad la incógnita de por qué el Tesoro y la Fed permitieron la quiebra de este gigante. Adicionalmente fue un punto de quiebre que convirtió una crisis financiera en una catástrofe económica global.

El 17 de septiembre, los inversores huyeron de los fondos mutuos del mercado monetario. Los inversores estaban preocupados por la bancarrota de Lehman y la posibilidad que ocurra con otras firmas. Por otro lado, las empresas no pudieron obtener dinero para financiar sus operaciones diarias. Hasta antes de esa catástrofe las cuentas del mercado monetario habían sido consideradas una de las inversiones más seguras.

El 21 de septiembre de 2008, Paulson y el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, fueron al Congreso con el objetivo de solicitar la aprobación de un rescate bancario de $700 mil millones de dólares para comprar valores respaldados por hipotecas que estaban en peligro de impago. Al hacerlo, Paulson quería quitar estas deudas de los libros de los bancos, los fondos de cobertura y los fondos de pensiones que los tenían. No obstante el Congreso no quería recompensar las malas decisiones bancarias. La Cámara de Representantes votó en contra el 29 de septiembre de 2008. Aquel día el Dow Jones cayó 770 puntos y los mercados globales se desplomaron.

Para contener el pánico, el Departamento del Tesoro de los EE. UU. Acordó asegurar los fondos del mercado monetario durante un año. La SEC prohibió las acciones financieras de ventas en corto hasta el 2 de octubre para reducir la volatilidad en el mercado de valores.

El 3 de octubre de 2008, el Congreso aprobó un proyecto de ley similar. El presidente Bush firmó la Ley de Estabilización Económica de Emergencia de 2008 en cuestión de horas. El gobierno de Estados Unidos prometió apoyar a los bancos que compraron hipotecas basura. Sin el proyecto de ley, los bancos tenían miedo de prestarse mutuamente. Las firmas financieras no pudieron vender su deuda. Sin la capacidad de reunir capital, estas empresas estaban en peligro de quebrar. Eso es lo que le pasó a Lehman Brothers. Le habría sucedido a AIG y Bear Stearns sin intervención federal.

Mirando hacia el futuro, el Secretario Paulson y su equipo del Tesoro diseñaron un plan regulatorio para arreglar una estructura reguladora financiera obsoleta, incluidas las reformas que finalmente se convirtieron en parte de la legislación de reforma financiera Dodd / Frank que eventualmente se convertiría en ley por el Presidente Obama.

Henry Paulson escribió sobre la crisis financiera de 2008 en su libro llamado "On the Brink: Inside the race to stop the collapse of the Global Financial System" del 2010. En el 2015, escribió "Negociando con China: La nueva potencia económica mundial al descubierto".

El 16 de septiembre de 2013, el documental de Joe Berlinger sobre Paulson, "Hank: a cinco años después del abismo", se estrenó en Netflix.

Un internacionalista comprometido y un firme defensor del libre comercio y la inversión abierta. Paulson desempeñó un papel estratégico clave en varios asuntos de política exterior. Trabajó para aprobar leyes que alientan la inversión extranjera en los EE. UU. Mediante la reforma del proceso de revisión de seguridad nacional y ayudó a promover los acuerdos de libre comercio con Corea, Colombia, Panamá y por supuesto, Perú.


0 vistas

CONTÁCTENOS:

Calle Cantuarias N° 160 Oficina 901, Miraflores, Lima

(01) 640 1600 / (01) 490 2299 

support@newcapital-sec.com

  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de YouTube
  • Blanco Icono LinkedIn
  • Blanco Icono de Instagram
  • Twitter Icono blanco

Secured By SSL

Copyright 2019, Todos los derechos reservados, NewCapital Securities