Buscar
  • Pedro F.

Henry Ford, el hombre que revolucionó la industria automotriz


Henry Ford, de quien se esperaba que siguiera los pasos de su padre y se convirtiera en agricultor, terminó revolucionando una industria. El joven de mentalidad independiente tenía otros planes para sí mismo. Inteligente y trabajador, aprendió con un maquinista y se convirtió en ingeniero. Fascinado con los automóviles, comenzó a realizar sus propios experimentos para construirlos. Durante este tiempo, conoció al famoso inventor Thomas Edison, quien lo animó a continuar con los experimentos. Motivado, Ford construyó varios automóviles antes de establecer la Ford Motor Company. Fabricó más de la mitad de los autos del mundo, creó una moderna línea de ensamblaje y se convirtió en uno de los hombres más ricos del planeta. Ford revolucionó la industria automotriz en 1913, cuando abrió la primera línea de ensamblaje de automóviles en movimiento para construir el Modelo T. También duplicó los salarios a $5 por día, estableciendo un nuevo estándar para el tiempo.

Henry Ford nació el 30 de julio de 1863 en una zona rural llamada Dearborn, en Michigan, y a la vez cercana a Detroit. Hijo del matrimonio entre William (un migrante Irlandés) y Mary Ford. Su padre era dueño de una granja próspera. Asistió a una pequeña escuela cuando no se encontraba ayudando a su padre en la cosecha. Desde muy joven mostró interés especial sobre los objetos mecánicos, su padre le regaló un reloj de bolsillo cuando tenía 15 años. Cuando su madre falleció abandonó la granja familiar para buscar trabajo en Detroit ya que él no quería pasar el resto de su vida como agricultor. Se convirtió en aprendiz de maquinista en 1879. Tiempo después logró convertirse en ingeniero de la Edison Illuminating Company. Para 1893 ya era ingeniero jefe de la empresa y se había ganado el reconocimiento de Thomas Edison y siempre tuvo un profundo afecto hacia este genio durante el resto de su vida.

Desde muy temprana edad demostró capacidad mecánica y cualidades de liderazgo, era un niño brillante y curioso. Estaba en su adolescencia cuando su padre le regaló un reloj de bolsillo que él desarmó por completo y volvió a armar solo. También practicó en los relojes de amigos y vecinos, y pronto se ganó la reputación de un reparador de relojes.

Su madre murió en 1876, esto lo dejó devastado. Se dio cuenta de que ya no quería vivir en la granja y dejó su hogar en 1879 para trabajar como aprendiz de maquinista con James F. Flower & Bros. en Detroit. Más tarde, se fue a trabajar para Detroit Dry Dock Co. antes de regresar a su hogar en 1882. Comenzó a trabajar en la granja familiar y se convirtió en un experto en la operación de la máquina de vapor portátil Westinghouse. Sus habilidades técnicas ganaron reconocimiento y más tarde fue contratado por Westinghouse para dar servicio a sus máquinas de vapor.

Volvió a Detroit después ya como un hombre casado y el 6 de noviembre de 1893 nació su único hijo, Edsel Bryant. Sus habilidades mecánicas y su capacidad para captar cosas nuevas lo llevaron a su nombramiento como ingeniero para la Edison Electric Illuminating Company. El trabajo le pareció muy emocionante, ya que tuvo la oportunidad de aprender más sobre electricidad, un concepto bastante nuevo en aquel entonces. Tiempo después fue designado como ingeniero jefe en la planta principal de Detroit de la Edison Illuminating Company. Ford tenía la responsabilidad de mantener el servicio eléctrico de la ciudad las 24 horas del día.

Fue mientras trabajaba para Edison que empezó a desarrollar un proyecto llamado “Quadricycle”, un cuadriciclo con motor a gasolina. Consistía en un marco de buggy de metal ligero montado sobre cuatro ruedas de bicicleta propulsado por un motor de gasolina de dos cilindros y cuatro caballos de fuerza. Sus primeras pruebas tuvieron éxito y logró vender el vehículo por $200 dólares lo que le permitió financiar sus siguientes proyectos y esto a la vez, le permitió evolucionar de un cuadriciclo a un automóvil pequeño. En el mismo año, asistió a una reunión con ejecutivos de Edison y tuvo la oportunidad de comentar sus planes respecto un automóvil a Thomas Edison, el genio de la iluminación animó a Ford a construir un segundo mejor modelo. Esto sería la base para el desarrollo del famoso automóvil modelo T introducido al mercado por la Ford Motor Company tiempo después.

Ford entonces decidió formar su propia compañía y renunció a su trabajo. Fundó la Detroit Automobile Company en 1899. Sin embargo, los automóviles producidos por la compañía no tuvieron un buen desempeño en el mercado y muy pronto se vio obligado a cerrar el negocio. Siempre con el alma resistente, comenzó a trabajar en la mejora de la calidad de sus automóviles y compitió con éxito en un automóvil de 26 caballos de fuerza en octubre de 1901. Luego, unió a los accionistas de su Detroit Automobile Company para formar la Henry Ford Company en noviembre de 1901. Sin embargo, surgieron algunos problemas entre Ford y los otros accionistas, y Ford dejó la compañía, que más tarde pasó a llamarse Cadillac Automobile Company.

Sin desanimarse por el fracaso de otra empresa, continuó su pasión por la construcción de automóviles. Construyó varios autos de carreras durante los años siguientes, incluido el Ford "999" Race car, que parecía bastante prometedor. Finalmente en 1903, Henry fundó la Ford Motor Company con $28,000 dólares de la época. Los inversionistas originales incluían a Henry Ford, Alexander Y. Malcomson, los hermanos Dodge y John S. Gray, entre otros. Alrededor de este tiempo, el piloto de carreras Barney Oldfield condujo el "999" por todo el país, dando a conocer la marca Ford en todo Estados Unidos. Ford fue presidente de la compañía desde 1906 hasta 1919, y retomó esta posición desde 1943 hasta 1945.

La compañía fue un éxito desde el principio pero al poco tiempo fue amenazado por La Asociación de Fabricantes de Automóviles con Licencia porque Ford era un fabricante sin licencia. Este grupo le había negado una licencia, con el objetivo de reservar esos beneficios solo a sus miembros pero lo que no sabían es que ese negocio se estaba convirtiendo en una industria importante.

La base de su poder era el control de una patente otorgada en 1895 para George Baldwin Selden, un abogado de patentes de Rochester, Nueva York. Ford pensó que la patente de Selden era absurda. Todo invento era una cuestión de evolución, dijo, sin embargo, Selden afirmó la génesis. Estaba contento de pelear, a pesar de que la pelea enfrentó al insignificante Ford Motor Company contra una industria que valía millones de dólares. La recopilación de pruebas y las audiencias judiciales reales llevó seis años. Ford perdió el estuche original en 1909; apeló y ganó en 1911. Su victoria tuvo amplias implicaciones para la industria, y la lucha convirtió a Ford en un héroe popular.

"Voy a construir un automóvil para la gran multitud", proclamó Ford al anunciar el nacimiento de la Modelo T el 1 de octubre de 1908. En los 19 años de existencia del Modelo T, vendió 15,500,000 de los autos en los Estados Unidos, casi 1,000,000 más en Canadá y 250,000 en Gran Bretaña. El Modelo T, también conocido como "Tin Lizzie", tenía un motor de cuatro cilindros y 20 caballos de fuerza, que alcanzó una velocidad máxima de aproximadamente 45 millas por hora obtuvo entre 13 y 21 millas por galón de gasolina y pesó 1,200 libras. El auto originalmente tenía un precio de $850 dólares, pero luego se redujo a $260 dólares debido a los ahorros obtenidos de su proceso de ensamblaje rentable.

El impacto de la línea de ensamblaje fue ayudó a reducir el costo del Modelo T ayudó a Ford a convertirse en la empresa dominante en la industria automotriz. Una estimación de 1932 sugirió que Ford estaba produciendo el 33% de la producción mundial de automóviles. Adolf Hitler admiraba a Henry Ford. Ford es el único extranjero mencionado en Mein Kampf. Hitler quería que Volkswagen reflejara las técnicas de producción y la filosofía de la compañía Ford Motor.

Los procesos en línea de producción. Ayudó a desarrollar el método de producción de la línea de ensamblaje y siempre buscaba reducir costos. Aunque no "inventó" la línea de ensamblaje, sí hizo una de las aplicaciones comerciales más exitosas de su potencial. "Cualquier cliente puede pintar un auto del color que desee siempre que sea negro". El motivo para insistir en el negro era que el negro era el color más rápido para secar y, por lo tanto, el más barato.

La notable tasa de natalidad del Modelo T fue posible gracias a la tecnología de producción más avanzada que se haya concebido. La minuciosa subdivisión del trabajo y la coordinación de una multitud de operaciones produjeron enormes ganancias en la productividad. Las técnicas de producción en masa que defendió Henry Ford finalmente permitieron a Ford Motor Company producir un Modelo T cada 24 segundos. Ford, hizo hincapié en los precios bajos (el Modelo T costó $950 en 1908 y $290 en 1927) para capturar el mercado más amplio posible y luego alcanzó el precio por volumen y eficiencia. Ford cambió la forma en que se diseñaron y fabricaron los automóviles, incorporando las primeras fábricas de líneas de ensamblaje para la producción en masa de vehículos en 1913. Esto condujo luego a precios más bajos y, por lo tanto, causó una tormenta en la propiedad de automóviles en los Estados Unidos y en el extranjero. En 1918, casi la mitad de todos los autos estadounidenses eran modelos T.

Antes del Modelo T solo los ricos habían viajado por todo el país; ahora millones podrían ir a donde quieran. El Modelo T fue el principal instrumento de uno de los cambios más grandes y rápidos en la vida de la gente común en la historia, y realizó este cambio en menos de dos décadas. El automóvil se convirtió en el pilar principal de la economía estadounidense y en un estimulante de la urbanización (las ciudades se extendieron hacia el exterior, creando barrios residenciales y urbanizaciones) y la construcción del mejor sistema de autopistas del mundo.

En la década de 1910, los autos Ford dominaron las carreteras. Gracias al genial genio de Henry Ford, la línea de montaje, el Modelo T se convirtió en la forma menos costosa de deshacerse de ese caballo.

En 1914 Ford asombró al mundo ofreciendo un salario diario de $5.00 dólares. Este salario estaba muy por encima de lo que se ofrecía en cualquier otro lugar (el salario promedio de la industria era $2.34 dólares). Muchos criticaron su pago aparentemente demasiado generoso pero con esa estrategia resolvió el problema de la alta rotación laboral y alentó a los trabajadores a venir a trabajar a la compañía todos los días; pudo fomentar el mayor nivel de productividad laboral y también el alto salario ayudó a los trabajadores a poder pagar los autos que estaban fabricando ellos mismos. Además reduciría el día laboral de nueve horas a ocho, convirtiendo así la fábrica en un día de tres turnos.

En 1918, Ford entregó la presidencia de Ford Motor Company a su hijo, Edsel Ford, a pesar de que conservó la decisión final. A mediados de la década de 1920, las ventas del Modelo T habían comenzado a disminuir. Así, la compañía introdujo el Ford Modelo A en 1927, que se vendió de manera rentable hasta 1931. Pero la compañía continuó disminuyendo en la década de 1930 y en 1936, Ford Motor Company había caído al tercer lugar en el mercado de los EE. UU., Detrás de General Motors y Chrysler Corporation.

El Modelo A resultó ser una decepción relativa, se suspendió en 1931. En 1932, Ford introdujo el primer motor V-8, pero en 1936 la compañía había descendido al número tres en ventas en la industria automotriz. A pesar de sus políticas progresivas con respecto al salario mínimo, Ford libró una larga batalla contra la sindicalización laboral, negándose a llegar a un acuerdo con United Automobile Workers (UAW) incluso después de que sus competidores lo hicieran. En 1937, el personal de seguridad de Ford se enfrentó con los organizadores de la UAW en la llamada "Batalla del paso elevado".

Henry Ford era un pacifista y cuando estalló la Segunda Guerra Mundial en 1939, se opuso a la entrada de Estados Unidos en la guerra. Sin embargo, cuando Estados Unidos entró en la guerra, Ford Motor Company se convirtió en uno de los principales contratistas militares de EE. UU., Suministrando aviones, motores, jeeps y tanques.

Una tragedia le sucedió al envejecido Ford en 1943 cuando su hijo Edsel murió de cáncer. A pesar de que Henry Ford retomó formalmente el control de la compañía después de la muerte de su hijo, ya no ejercía la autoridad absoluta. Las decisiones clave fueron tomadas por otros en su nombre y fue cada vez más marginado. Finalmente, su nieto, Henry Ford II, fue nombrado presidente.

Henry Ford sufrió un derrame cerebral y se jubiló en 1945. Fue sucedido por su nieto, Henry Ford II. El American Petroleum Institute le otorgó su primera medalla de oro por sus destacadas contribuciones al bienestar de la humanidad el mismo año. Henry Ford murió de una hemorragia cerebral dos años después, el 7 de abril de 1947. Fue enterrado en el cementerio de Ford en Detroit a la edad de 83 años.


416 vistas

CONTÁCTENOS:

Calle Cantuarias N° 160 Oficina 901, Miraflores, Lima

(01) 640 1600 / (01) 490 2299 

support@newcapital-sec.com

  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de YouTube
  • Blanco Icono LinkedIn
  • Blanco Icono de Instagram
  • Twitter Icono blanco

Secured By SSL

Copyright 2019, Todos los derechos reservados, NewCapital Securities