Buscar
  • Pedro F.

Jim Rogers, el apasionado inversionista que considera que el siglo XXI será dominado por China, así


Jim Rogers, El legendario inversor que junto a George Soros fundó “Quantum Fund” obteniendo un rendimiento del 4,200% 10 años después de su creación. Decidió dejar el fondo para dedicarse a sus otras pasiones: Viajar por el mundo en motocicleta, y escribir sus vivencias en distintos libros que ha publicado, en los cuales podemos encontrar grandes lecciones sobre la vida y las inversiones.

James Beeland Rogers Jr., o simplemente “Jim” Rogers, nació el 19 de octubre de 1942 en Baltimore, Maryland, Estados Unidos. Pasó gran parte de su infancia en Alabama. Su padre James Beeland Rogers, era gerente de planta en una fábrica de productos químicos. A los cinco años de edad inició su “propio negocio” de vender maní (cacahuate) y posteriormente recoger botellas vacías dejadas por los fanáticos en los juegos de béisbol. Al terminar la escuela, ingresó a la Universidad de Yale donde se graduó en historia en 1964. Posteriormente ganó una beca para Balliol College de la Universidad de Oxford donde se graduó en Filosofía, Política y Economía en 1966.

En 1970 empezó a trabajar en Wall Street en Arnhold & S. Bleichroeder, banco de inversiones donde conocería a George Soros con quien tendría una sociedad 3 años más tarde. Ya para 1973 ambos deciden fundar el fondo de inversión “Quantum Fund”. Este fondo se convertiría en uno de los pocos fondos de cobertura que existían en ese momento y que tenía mucho éxito. Cuando inicio el fondo junto a Soros, Rogers tenía $600 dólares en su bolsillo. 10 años más tarde la cartera había ganado 4,200%.

Rogers era un apasionado de las inversiones sin embargo, no todo fue color de rosa. En Wall Street no hay un adagio más cierto que: “Los mercados pueden seguir siendo irracionales por más tiempo de lo que uno puede seguir siendo solvente”. Resulta que a principios de la década de los 70’s, Rogers hizo un corto en 6 compañías y fue aniquilado. Se dio cuenta de que no tenía el poder de permanencia que uno necesita para ser un vendedor en corto. En los siguientes 2 o 3 años, cada una de esas 6 compañías que lo habían llevado a la quiebra, se declaraban en bancarrota. Lo cual le hizo pensar: “Si eres tan inteligente, ¿Por qué no eres rico?”. “Este fue el ejemplo perfecto de ser inteligente y no ser rico. Había sido tan inteligente que me quedé sin dinero. No sabía de qué eran capaces los mercados”. Fue una gran lección.

A la edad de 37 años, en 1980 decide retirarse de “Quantum Fund” para perseguir sus otras pasiones. Jim sostiene que recuerda el día exacto en que hizo su primer millón de dólares. “Fue en noviembre de 1977. Tenía 35 años de edad. Sin embargo, sabía que necesitaría más que eso para hacer lo que tenía en mente”.

Empezó a administrar su propio dinero y comenzó a invertir en materias primas y acciones en todo el mundo. De hecho, pasó gran parte de su vida viajando porque era uno de sus sueños, era un amante de las motocicletas y entre los años 1990 y 1992 viajó por el mundo en motocicleta haciendo 100 000 millas (más de 160 000 kilómetros) en seis continentes. Durante estos viajes al extranjero aprendió mucho sobre cómo funcionan los mercados bursátiles de diferentes países. Esta parte de su vida la plasmó en su libro “Investment Biker” (1994).


En 1998, fundó el Rogers International Commodity Index® (RICI) que es uno de los índices más importantes de commodities. El índice fue diseñado para satisfacer la necesidad de una inversión consistente. Representa el valor de una canasta de productos básicos consumidos en la economía global, que abarca desde productos agrícolas hasta productos energéticos y metales. El valor de esta canasta se rastrea a través de contratos de futuros en 37 diferentes productos físicos cotizados en nueve bolsas, en cuatro monedas diferentes y en cuatro países.

Para 1999 volvió a recorrer el mundo; fueron 116 países, esta vez haciendo un total de 245 000 kilómetros en un Mercedes-Benz hecho a medida. Después de 3 años de viaje hizo una crónica en su libro “Adventure Capitalist” (2003) que fue todo un best-seller.

En 2007 se mudó a Singapur considerando como motivo principal, el potencial de inversión que ofrecen los mercados asiáticos. Cree fielmente que el futuro está en China. Es tan optimista que asegura que educar a sus hijas sobre este país es lo mejor que podría hacer por ellas. De hecho están siendo instruidas en el idioma mandarín preparándolas para los negocios en un futuro próximo.

Asimismo, Jim está convencido que la educación y la necesidad de trabajar cambió su vida y lo sacaron de las aguas estancadas de Alabama. Nunca gastó más de $2,000 dólares por una botella de vino a pesar de ser una persona rica porque siempre recuerda su pasado. Incluso ha configurado su testamento para que sus hijos no reciban mucho dinero hasta que tengan al menos 30 años.

Rogers colabora frecuentemente en “The Washington Post”, “The New York Times”, “Forbes”, “Fortune” y en “The Wall Street Journal”. De igual modo se ha desempeñado como profesor de finanzas en la Universidad de Columbia.

Jim tiene una estrategia de inversión básica, comprar bajo y vender alto. “Intento encontrar algo que sea muy barato, donde se está produciendo un cambio positivo. Luego hago mi tarea para asegurarme de estar en lo correcto. Tiene que ser barato para que, si me equivoco, no pierda mucho dinero. Cada vez que cometo un error, generalmente es porque no hice bien mi tarea”, sostiene. Asimismo, asegura que no se debe subestimar el valor de hacer las cosas con la debida diligencia, sobre todo cuando se trata de inversiones. Asegura que la forma de hacerte rico es encontrar lo que es bueno, concéntrate en ello y concentrar tus recursos allí. Pero hazlo muy seguro de que tienes razón. Porque también podría ser una forma muy rápida de arruinarte.

Uno de los consejos que este inversor legendario nos deja, es:

“Una vez que has invertido en algo, has ganado dinero y decides vender, es cuando debes tener cuidado. El momento es muy peligroso porque piensas que estás realmente caliente, es el momento donde crees que saber invertir es un juego fácil. Es el momento de mirar por la ventana, ir a la playa, hacer cualquier otra cosa menos pensar en invertir. Porque ahora es cuando eres más vulnerable”.

Actualmente vive en Singapur y es el Presidente de Rogers Holdings y Beeland Interests, Inc. Es invitado habitual en programas financieros. Ha continuado escribiendo libros como, “Hot Commodities” (2005), “A Gift to My Children: A Father’s Lessons for Life and Investing” (2009) o Street Smarts: Adventures on the Road and in the Markets, Jim Rogers (2013). Considera que el siglo XXI será el siglo de China, como el siglo XX lo fue de Estados Unidos y el XIX de Reino Unido.


284 vistas

CONTÁCTENOS:

Calle Cantuarias N° 160 Oficina 901, Miraflores, Lima

(01) 640 1600 / (01) 490 2299 

support@newcapital-sec.com

  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de YouTube
  • Blanco Icono LinkedIn
  • Blanco Icono de Instagram
  • Twitter Icono blanco

Secured By SSL

Copyright 2019, Todos los derechos reservados, NewCapital Securities