Buscar
  • Pedro F.

Stanley Druckenmiller, el administrador de fondos de cobertura que a los 35 años se asoció con Georg


Stanley Druckenmiller, la máquina de hacer dinero que llegó a promediar 30% de rendimiento al año durante 30 años sin asumir riesgos excesivos a la cabeza de su propia firma. Empleaba una confluencia de enfoques (fundamental, macro, técnico y de sentimiento) para ampliar su visión del mercado. Se asoció con George Soros y juntos dieron el golpe a la Libra esterlina en 1992.

Stanley Freeman Druckenmiller nació el 14 de junio de 1953 y creció en Pittsburgh, Pennsylvania. Su padre, Stanley Thomas Druckenmiller trabajó en Du Pont en el área de relaciones laborales de esta empresa dedicada a la industria química. Sus padres se divorciaron cuando él estaba cursando la primaria y se quedó viviendo con su papá en Gibbstown, New Jersey. Se graduó con magna cum laude y obtuvo su licenciatura en inglés y economía del Bowdoin College en Maine en 1975.

Su carrera en las finanzas comenzaría en 1977, después que dejara un Ph.D. en economía en la Universidad de Michigan para trabajar como equity analyst (analista de acciones) en el Banco Nacional de Pittsburgh. Ascendió rápidamente pasando de analista a director de research con tan solo 25 años de edad.

En 1981 a los 28 años, lanzó su propia firma, Duquesne Capital Management. Sus impresionantes ganancias llamaron la atención de Dreyfus, una importante compañía de fondos mutuos. Dreyfus hizo que Stanley administrara gran parte de sus fondos obteniendo un rendimiento de casi 40% en tan solo tres meses. Asimismo, trabajó para George Soros como Jefe de Estrategia entre los años 1988 y 2000 gestionando la cartera de Quantum Fund sin dejar de lado su firma Duquesne Capital Management.

Según Stanley, para ser un trader ganador, debes ser “decisivo, de mente abierta, flexible y competitivo”. Un día antes del crash de 1987 cambió un corto en el que venía acumulando buenas ganancias y lo cerró pensando que en el mercado ya había terminado la venta masiva. Cambió su operación y se fue largo. Vio que el mercado chocaba en un soporte significativo pero conforme pasaba el día se dio cuenta que había cometido un terrible error. Al día siguiente cerró aquella posición larga y se fue nuevamente en corto y ganó mucho dinero.

También comenta que Soros es el mejor perdedor que ha visto en su vida: “No le importa si gana o pierde en un trade. Si una operación no funciona, tiene suficiente confianza en su capacidad para ganar en futuras operaciones (trades)”. “Aprendí muchas cosas de George Soros, pero quizás la más importante es que no es importante si tienes razón o no, sino cuánto dinero ganas cuando tienes razón y cuánto pierdes cuando no lo haces”.

En esta etapa de su vida al lado de Soros, alcanzaría la fama gracias a la hazaña de apostar en contra de la Libra esterlina en 1992. Se calcula que en esta operación, Druckenmiller habría ganado $1 mil millones de dólares. Según Bloomberg, su pensamiento era que el Banco de Inglaterra sería reacio a subir las tasas y que su economía era demasiado débil para apuntalar su moneda. Cuando el gobierno británico se retiró del European Exchange Rate Mechanism (ERM) obligada por el desplome de la Libra, Druckenmiller aprovechó y compró acciones de empresas británicas apostando a que subirían debido a las bajas tasas de interés.

Para finales del 2004, se reunió con algunos legisladores para exponerles por qué las hipotecas de alto riesgo iban a convertirse en un gran problema para la economía y el sistema financiero. Llegó a predecir la crisis inmobiliaria pero no lo comunicó de manera pública y se arrepiente de eso. El mundo no se enteró a tiempo de lo que estaba por venir años más tarde y en lo que se convertiría en la peor crisis financiera de la historia.

Desde el inicio de Duquesne Capital, la firma obtuvo retornos asombrosos, en promedio 30% cada año. El único año inactivo fue en el 2010. En este año, Druckenmiller anunciaba que dejaría el negocio después de tres décadas porque según él, “estaba cansado de tratar de mantener uno de los mejores registros comerciales de la industria mientras administraba una enorme cantidad de capital.” Anunció su retiro y cerró su firma de $12 mil millones de dólares. “Durante 30 años he sido responsable de administrar el dinero de los clientes y ha sido una alegría, pero en algún momento tengo que seguir adelante”, “treinta años es suficiente”.

Además de ser un gran gestor de fondos, es un gran filántropo. Druckenmiller y su esposa destinaron $705 millones de dólares a la fundación Druckenmiller, que apoya la investigación médica, educación y los esfuerzos para luchar contra la pobreza. La pareja de esposos también ha donado $100 millones al Langone Medical Center para comenzar un instituto de neurociencia. Sin dejar de lado a su alma mater, donó $36.5 millones a Bowdoin para reconstruir el edificio de ciencias.

Actualmente Stanley Drucknmiller maneja su propio Family Office y también pasa gran cantidad de su tiempo trabajando como Presidente de Harlem Childen’s Zone que ayuda a miles de familias pobres. Según Forbes su fortuna personal es de $4.7 mil millones de dólares.

Si deseas conocer más de Stanley Drucknmiller, te recomendamos leer el siguiente libro:

More Money Than God: Hedge Funds and the Making of a New Elite (“Más dinero que Dios: los fondos de cobertura y la creación de una nueva élite”) de Sebastian Mallaby (2011).


211 vistas

CONTÁCTENOS:

Calle Cantuarias N° 160 Oficina 901, Miraflores, Lima

(01) 640 1600 / (01) 490 2299 

support@newcapital-sec.com

  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de YouTube
  • Blanco Icono LinkedIn
  • Blanco Icono de Instagram
  • Twitter Icono blanco

Secured By SSL

Copyright 2019, Todos los derechos reservados, NewCapital Securities