Buscar
  • Pedro F.

Jesse Livermore, el hombre que fue leyenda de Wall Street durante el siglo XX


Jesse Livermore, se hizo millonario de la nada, quedó en bancarrota y rehízo su fortuna en varias ocasiones; tenía una notable habilidad para predecir el comportamiento de las cotizaciones. Se convirtió en leyenda como uno de los mayores especuladores de todos los tiempos. Pese a que muchos consideraban que lo que hacía era increíble, él se consideraba un fracaso y se suicidó a los 63 años. Su vida es narrada en el libro “Memorias de un operador de bolsa” publicado en 1923.

Llevó una vida de brillantez y excesos, rodeado de amantes, escándalos, dinero y bancarrotas. Jugó grandes apuestas y ganó millones durante el crac de 1929.

Jesse Lauriston Livermore nació en 1877 en una familia humilde de agricultores, a la edad de 5 años ya leída periódicos y sobre todo las secciones financieras. A la edad de 14 años decidió irse de casa debido a que su padre, al ser tan pragmático, lo retiró del colegio para que ayudara en las labores agrícolas.

Llegó a Boston a trabajar en Paine Webber (una corredora de bolsa) donde ganaría $5 dólares por semana, su labor era transcribir las cotizaciones de las acciones en una pizarra durante las sesiones de bolsa. Trabajando en ese lugar aprendió algo muy importante que incluso en la actualidad es utilizado por muchos traders profesionales; aprendió a leer la cinta de cotización y notó que nada de lo que aparece ahí es al azar.

Con lo que ganaba hizo su primera operación especulativa en una Bucket Shop, que no eran otra cosa más que una oficina informal donde las personas especulaban con los precios de las acciones sin invertir realmente en las empresas y muchas de estas Bucket Shops eran fraudulentas. Con $5 dólares obtuvo una ganancia de $3.12 dólares. Fue solo cuestión de semanas para que sus ganancias en las Bucket Shops superaran a las que recibía en su trabajo habitual en Paine Webber.

A los 15 años de edad ya tenía en sus bolsillos $1.000 dólares. Jesse llegó a hacer tanto dinero dentro de estos lugares que incluso le prohibieron el ingreso a todas las Bucket Shop de Boston. Era momento de cambiar de ambiente y desafiar sus habilidades; a los 20 años se trasladó a New York.

En New York tendría algunas derrotas, buscó dinero de cualquier lugar, incluso le pidió a su flamante esposa que empeñara todas las joyas que él le había regalado. Volvió a las Bucket Shop donde tuvo cierto éxito hasta que nuevamente fue descubierto.

A los 24 años, en Wall Street, perdería con el algodón todo lo que había logrado ganar hasta ese momento; se declararía en bancarrota por primera vez. Tiempo después haría casi $ 250 000 dólares en un corto en acciones de Union Pacific, (empresa ferroviaria). Todos lo creían loco porque lo único que hacían las acciones de ésta empresa era subir hasta que ocurrió el terremoto de San Francisco y las acciones cayeron abruptamente.

En 1907 haría su primera fortuna durante el derrumbe de la bolsa. Se calcula que llegó a ganar unos $3 millones de dólares, de los cuales $1 millón de dólares los obtuvo en un solo día.

1929, año del gran crac, mientras toda la economía americana y muchas fortunas se arruinaron, Jesse Livermore logró sobresalir gracias a que logró predecir ese crac y no solo eso, se estima que llegó a ganar $100 millones de dólares en esa caída del mercado. Irónicamente para 1934, se declaraba en bancarrota nuevamente, aunque para 1939 poco antes de su muerte, volvía a recuperar su fortuna.

Este personaje de Wall Street que llegó a ser rico pero que en reiteradas ocasiones se declaró en bancarrota, ha dejado muchas lecciones importantes para inversionistas y traders profesionales.

Jesse Lauriston Livermore es considerado uno de los mejores operadores de todos los tiempos. Sus hazañas han sido narradas en varios libros como por ejemplo:

“Reminiscences of a Stock Operator” (“Memorias de un operador de bolsa”) escrito por Edwin Lefevre y publicado en 1923. Edwin Lefevre se puso en contacto con Livermore para escribir este libro sobre su vida usando un nombre ficticio para el personaje, Laurie Livingston.

“World’s greatest stock trader” (“El corredor de bolsa más grande del mundo”) escrito por Richard Smitten.

“How to trade in stocks” (“Como negociar en acciones”) escrito por el propio Jesse Livermore.

Livermore jugó grande y vivió a lo grande, hizo una fortuna, la perdió y la rehízo nuevamente. Se casó tres veces pero fue un lobo solitario entre los toros y los osos. Se suicidó en 1940 a los 63 años de edad dentro del vestíbulo de un hotel en New York. En la nota de suicidio que le dejó a su tercera esposa se declaraba como un fracaso.

Para su muerte poseía más de $5 millones de dólares en activos líquidos. Para aquella época era una de las fortunas personales más grandes de Wall Street.


376 vistas

CONTÁCTENOS:

Calle Cantuarias N° 160 Oficina 901, Miraflores, Lima

(01) 640 1600 / (01) 490 2299 

support@newcapital-sec.com

  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de YouTube
  • Blanco Icono LinkedIn
  • Blanco Icono de Instagram
  • Twitter Icono blanco

Secured By SSL

Copyright 2019, Todos los derechos reservados, NewCapital Securities