Buscar
  • Pedro F.

El Inversor que le enseñó a Warren Buffett todo lo que sabe, Benjamin Graham


Benjamin Graham, el padre de la inversión de valor, mentor de Warren Buffett, superó el desempeño del mercado durante 20 años consecutivos con su firma Graham-Newman Corporation, autor del best seller “El inversor inteligente”, fue quizá el mayor asesor de inversiones del siglo XX cuya obra y trayectoria ha inspirado a miles de personas en todo el mundo.

Conocido como “el padre de la inversión de valor”, Benjamin Graham siempre se refería al mercado de valores como “Mr. Market”, un personaje que cambia fácilmente de parecer, alguien muy fácil de excitar. Incluso, siempre pidió a sus estudiantes que imaginaran a “Mr. Market” como su socio de negocios quién presentaría ofertas de compra o venta a precios irracionales en muchas ocasiones o simplemente basados en la emoción.

Nació en Londres el 09 de mayo de 1894 con el nombre de Benjamin Grossbaum en una familia judía, su madre fue Dorothy Grossbaum y su padre Isaac M. Grossbaum quien era comerciante de platos y figuras de porcelana. Su familia se trasladó a New York cuando Ben tenía 1 año de edad. Llevaron una vida relativamente buena en una de las mejores zonas de la ciudad hasta que Isaac, el padre de Ben, murió en 1903 y la familia cayó rápidamente en la pobreza. Su madre se vio forzada a convertir su hogar en una casa para recibir huéspedes, después se endeudó para realizar operaciones en el mercado financiero y se arruinó con la crisis de 1907.

En su juventud, Benjamin obtuvo una beca en la Universidad de Columbia, se graduó en 1914 obteniendo el segundo lugar en su promoción. A pesar de recibir distintas ofertas laborales en su propia universidad optó por una firma de Wall Street llamada Newburger, Henderson & Loeb donde trabajó, principalmente, escribiendo en la pizarra, posteriormente al ganarse la confianza de los propietarios gracias a su inteligencia pasó a trabajar como analista de la firma y poco a poco por su brillantez llegó a ser socio de la firma.

En una parte de su vida cambió su apellido de Grossbaum a Graham; se dice que fue para que encajara mejor en Wall Street, pero por otro lado, sabemos que en 1915 muchos judíos americanos empezaron a anglicanizar sus apellidos en respuesta al antisemitismo que floreció durante la primera guerra mundial, lo mismo ocurrió con los apellidos germanos. Las familias cambiaban sus apellidos para hacerlos sonar “más americanos.”

En abril de 1919 obtuvo un rendimiento increíble de 250% en el primer día de cotización de Savold Tire, una empresa automotor de la cual había comprado acciones. Lamentablemente se descubrió que la empresa era un fraude y sus acciones no tenían ningún valor. Este incidente le dio una gran lección a Ben e hizo que se convirtiera en un maestro de la investigación de acciones a detalle extremadamente minucioso.

A los 32 años de edad en 1926 abrió su propia firma de inversión, Graham-Newman Corp. y a los 34 años comenzó a enseñar en Columbia Business School. Para 1929 durante el gran crac, Graham perdió gran parte de sus acciones pero a pesar de ello logró mantenerse a flote. Después de esta etapa, Ben encontró muchas oportunidades de compra entre los escombros del desastre financiero.

Si bien es cierto, no se conservan rendimientos de las primeras operaciones de Graham pero desde 1936 hasta 1956 que es el año en que se retiró, su firma habría obtenido un 14.7% de rendimiento anual a comparación del 12.2% que obtuvo el mercado de valores.

En 1949 publicó su trabajo “The intelligent investor” (“el inversor inteligente”) y si bien es cierto ya había disuelto su firma de inversiones, aún seguía desempeñando un papel importante en el mercado bursátil comprando acciones como solamente él sabía hacerlo.

Graham murió a los 82 años en 1976 en Francia. Muchos de sus conceptos sobre psicología de los inversionistas, análisis fundamental, diversificación concentrada, margen de seguridad, etc., siguen siendo utilizados en la actualidad por muchos inversionistas en todo el mundo.

Warren Buffett considera a Graham como su maestro, llegando a decir que el libro de Graham, “The intelligent investor” cambió su vida y que si no hubiera leído ese libro en 1949 habría tenido un futuro diferente.

Se inscribió en la Columbia Business School para recibir las clases que Graham impartía y no solo eso, tiempo después Warren Buffett le pidió trabajo y en primera instancia Graham se lo negó. Sin embargo, gracias a su persistencia y las buenas ideas de inversión que Warren le hacía llegar a Graham, este terminó por contratarlo en su firma de inversiones. Por si fuera poco, Warren Buffett nombró a su hijo mayor Howard Graham Buffett en homenaje a su mentor.


359 vistas

CONTÁCTENOS:

Calle Cantuarias N° 160 Oficina 901, Miraflores, Lima

(01) 640 1600 / (01) 490 2299 

support@newcapital-sec.com

  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de YouTube
  • Blanco Icono LinkedIn
  • Blanco Icono de Instagram
  • Twitter Icono blanco

Secured By SSL

Copyright 2019, Todos los derechos reservados, NewCapital Securities